BETTY BOOP

Acerca de

Somos Lucrecia e Isabella, una mamá y su hija de 7 años. Dos mujeres viajeras. Dos mujeres que sienten cosquillas en el cuerpo cada vez que cierran la puerta de casa y se dejan llevar por las ondas sonoras del movimiento.

Mamá según Betty Boop

Mi mamá ama viajar desde que tiene recuerdos. Ama descubrir, conocer, interactuar con la gente en cualquier rincón del mundo. Ama los paisajes y la arquitectura, los sabores y la música, el arte y las fiestas, los mitos y las tradiciones.

Siempre le gustó viajar y durante un tiempo encontró un compañero para esas aventuras. Hicieron muchos viajes en pareja hasta que nací yo y me sumé a esos viajes desde que tenía apenas un mes. Cuando ese compañero ya no pudo seguirla, mamá creyó que sus aventuras habían terminado pero no fue así, todo lo contrario. Se dio cuenta que los viajes eran el motor de su vida, que le apasiona estar en movimiento, descubrir lugares y culturas. Así que buscó la forma de seguir viajando y en esa búsqueda se encontró a la mejor compañera de viajes que podía hallar….Yo.

Betty Boop según mamá

Apenas al nacer, muchos comenzaron a llamarla Betty Boop por sus enormes ojazos, sus labios carnosos y una mirada tan inocente como pícara.

Betty Boop nació sobre ruedas. Desde bebé, cuando el auto se detenía se despertaba automáticamente y gritaba, lloraba y pataleaba hasta que volvía a ponerse en marcha. Luego con dos o tres años cuando veía las rejas verdes del frente de casa gritaba, lloraba y pataleaba porque no quería volver. Ya más grande dejó de hacer berrinches y pasó a proponer: “¿Podemos ir a la muralla china mamá?, ¿Podemos ir a la playa de Brasil mamá?, ¿Podemos ir…?, ¿Podemos ir…?”

El blog

Viajando con Betty Boop tiene como objetivo mostrar que se puede viajar si ese es tu deseo. Un niño en tu vida no es un obstáculo sino un estímulo para viajar. No hay momento de mayor vinculación con tu hijo que ese instante en que ambos están fascinados por lo que ven y pueden compartirlo.

Viajar derrumba fronteras. No solo las fronteras nacionales, sino especialmente los prejuicios sociales, de género, de religión; los estereotipos sexuales, de clase, de color…. También nuestras propias fronteras interiores, nuestros límites, los mandatos que nos inculcaron y aquellos que fuimos adoptando en el camino. ¿Qué mejor aprendizaje compartido que derribar esas fronteras junto a tu hijo?

En este blog vamos a dejar volar nuestra imaginación. A ambas nos gusta expresarnos de manera creativa. A mamá le gusta escribir sobre historia, política, arte y culturas, contar el mundo según lo ven sus ojos, pero también descubrió que los lugares le inspiran personajes e historias. Betty Boop saca fotos y dibuja todo lo que atrapa su atención.

En Dos Miradas les vamos a contar cómo ve cada una de nosotras los lugares que visitamos. La mirada adulta cargada de información, de datos, de expectativas. Y la mirada infantil cargada de inocencia, de ansias, desprejuiciada y honesta.

En Geografías Imaginadas encontrarán Relatos, personajes e historias de ficción inspiradas por los lugares que hemos conocido y también Historias extraviadas que aún no encuentran su lugar en el mundo y nos estimulan a seguir viajando para encontrarlo.

En Series podrán leer Consejos para viajar con una niña, los Trucos para entretenerla y para apasionarla por los viajes. También las Reflexiones que surgen a partir del contacto con otras realidades, otras culturas. Entrevistas a mujeres inspiradoras, a trotamundos en solitario o en familia. Calendarios para no perderse ningún evento y Recursos para viajar desde el sillón.

Dicen por ahí que “Los viajes enseñan la tolerancia”. Pues de eso se trata, de viajar como experiencia formativa frente a lo diferente, se trata de vivir y emocionarse en el camino.

Esperamos les guste lo que podamos comunicar, esperamos alentarlos a viajar y esperamos los comentarios para que nos ayuden a mejorar…